Cada estudiante en cada escuela debería tener la oportunidad de aprender código

Home / emprendimiento / Cada estudiante en cada escuela debería tener la oportunidad de aprender código

Cada estudiante en cada escuela debería tener la oportunidad de aprender código

Para los que se quieran ir antes de llegar al final, os adelanto que esta es una historia larga, un cúmulo de varias coincidencias que me ha apetecido trasladar al blog, especialmente porque hacía tiempo que no redactaba una entrada.

Code.org es una fundación dedicada al desarrollo de la educación en programación informática con dos objetivos:

  • Difundir que hacen falta programadores y que es mucho más fácil aprender a programar de lo que parece.
  • Construir una base de datos de todas las escuelas con orientación a la programación, online, presenciales o de verano.

Hace no mucho lanzaron una campaña con mucho éxito en los USA que comenzaba con una frase muy impactante: “Todo el mundo en este país debería aprender a programar un ordenador… porque te enseña a pensar.” La campaña salió citada en Forbes, entre otros medios y obtuvo el apoyo de personajes tan disimilares e ilustres como Clinton, Ballmer, Wojcicki o Snoop Doggy Dog (en la web, la relación de más de 140 personajes de renombre global… igual que en España, ¿verdad?)

Muchos de los que me leéis quizá no sepáis que desde el 94 he compilado Debian en un 386, que he pasado por la mayoría de distros Linux de las que sólo se podían adquirir en CDs en TodoLinux, que compré un estación Alpha en Alemania por eBay en el 98 sólo para trastear con algo que no fuera i386, que me monté un servidor web Apache de las primeras versiones haciendo pruebas de servicio con un modem de 56k, que fui un fanático del software libre hasta tal punto que monté mi proyecto final de carrera con StarOffice (antes de OpenOffice y de LibreOffice) en lugar de Microsoft Office, que mi primer trabajo lo conseguí a partir de montar la red y un servidor de ficheros para 15 usuarios en un 486 que se mantuvo sin apagar durante más 550 días seguidos, y que continuó integrando un sistema de información geográfica sobre ArcView con una base de datos Access desarrollada en VisualBasic.  No voy a fardar, porque la mayoría de trabajos que hice funcionaron y punto, ni eran técnicamente buenos, ni se exigían grandes desarrollos ni confiabilidad, más bien eran consecuencia de la necesidad de saber cómo funcionan las cosas. Una verdadera pena no haberme enfocado mucho más en ese camino.

Recientemente se ha incorporado como coworker a coSfera un diseñador de producto procedente de una empresa madrileña (tengo que pedirle permiso para citarle) que está como loco buscando desarrolladores de Android e iOS para varios proyectos que han contratado. Buenos desarrolladores con algo de experiencia. En un país donde “sacarse una carrera” o “colocarse” son expresiones de otro tiempo, lo del título es absolutamente irrelevante para este “empleador”  lo cual dejará descolocados a muchos. Considerando la absoluta coincidencia de que he escuchado a un estudiante “no técnico” decir que va a lanzar un proyecto con desarrolladores sin pagarles porque “ahora todo el mundo lo que tiene es tiempo” puede decir que hay una parte de la sociedad que vive en los mundos de Yupi.

Otra curiosa coincidencia fue la conversación mantenida con Alfredo Romeo, Fuensanta Galán y Antonio Fernández en relación a un escenario que muchos consideramos como más que probable y que detalla en la entrada de su blog Hechos inapelables y medidas para remediarlos cuando la sociedad tenga un paro estructural de la mita de la población. Pensando en positivo, imaginamos unas comunidades hiperlocales muy conectadas sin problemas de energía a medio plazo y ¿qué hacemos con el 50% de la población en paro? Internet gratis y formación en tecnología de forma estratégica tanto para aportación de valor y empleabilidad/autoempleabilidad y de localizar a potenciales supercontribuidores (ese 1%), como para ocupar el tiempo para una mayoría desocupada con carácter estructural.

Hace dos semanas comencé el MOOC Startup Engineering en Coursera impartida desde Stanford, el corazón educativo de Silicon Valley. A estas alturas no creo que me vaya a convertir en un desarrollador a tiempo completo, pero sí que me apetece poder prototipar algunas ideas que tengo conceptualizadas en la cabeza. Así pues, he desempolvado la línea de comandos y me he encontrado enganchado como hace mucho tiempo que no lo estaba. Así que empiezo el curso y… ¡vaya sorpresa me he llevado! Porque escuchar de un tipo que ha desarrollado una startup biotecnológica hasta convertirla en una empresa de más de 65 M$ decir que, aunque Stanford es el epicentro de Silicon Valley, ahí no aprendes cómo montar una empresa sino que ciertas habilidades se aprenden por osmosis, y que estudiantes no son capaces de desarrollar código para producción, que necesitan un training de 3 a 6 meses para ser productivos, lo mismo que necesitará un estudiante de ciencias, ingeniería, tecnología o matemáticas para aprender a desarrollar sin tener ni idea de desarrollo de software, te hace pensar que en todos lados cuecen habas (por si no lo crees, aquí el enlace).

Pero también dejaba otra reflexión: “El mundo físico aún mantiene su primacía, con un mundo virtual que es secundario. Pero pasado mañana, probablemente encontrarás TU comunidad en una de esas pantallas móviles programables y, entonces, como consecuencia elegirás tu localización física.”

Con este contexto, apunto la última idea a explorar en el asana de coSfera: General Assembly, formación de profesionales para profesionales en un entorno de coworking, tanto en formato workshop como itinerarios de seis meses llamados p.ej. FrontEnd Web Developers, muy concretos y sin florituras. Va justo detrás de RailsGirls, Startup Weekend, Google Bootcamp, Google Developers Group, Betabeers, Robótica para niños, y tengo por ahí para rescatar alguna nota en Evernote de Learning Content Curator.

Son las 2:46 y no tengo claro si estoy llegando a donde quería llegar, así que long-story short:

  • necesitamos ponernos las pilas para generar desarrolladores y tecnológos y no podemos esperar ciclos de formación de cuatro años. ¿Por qué? Hace seis años se lanzaba el iPhone, hace tres años el iPad, en unos meses Google Glass…
  • necesitamos generar una infraestructura básica de acceso a la información, y como lo necesitamos para sobrevivir, pues tendremos que hackear el sistema de competencia de las telecos (y no lo digo yo, lo dice Google con su proyecto Loon, pero como ellos son tan cachondos y nosotros tan ingenuos, pues nos dicen que sólo lo implantarán en el hemisferio Sur, vaya que las compañías europeas y americanas se cabreen y nosotros vamos y nos lo tragamos)
  • necesitamos atraer talento, y el talento está conectado, así que necesitamos YA que cualquier figura pública o privada que sea referencia en nuestra comunidad esté conectada a escala global
¿Cómo? De momento, quizá nos vendría bien como comunidad establecernos como objetivo prioritario que “Cada estudiante en cada escuela debería tener la oportunidad de aprender a programar”.
P.D. Siendo la hora que es, el post va sin enlaces pero lo voy a publicar. Iré avisando cuando haya pasado la editorial.
Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt