Una definición de emprendimiento que entiendo

Home / emprendimiento / Una definición de emprendimiento que entiendo

Una definición de emprendimiento que entiendo

Emprendedor, emprendedor, emprendedor… las palabras pierden su significado de tanto utilizarlas.  La última vez que recuerdo discutir sobre los conceptos emprendimiento y emprendedor, la recogió en su blog  de David Merinas en la entrada No es lo mismo ser emprendedor que empresario, y, efectivamente, fue en la última sesión de Iniciador Córdoba con Carlos Blanco.

Personalmente creo que el emprendimiento es una actitud, no tiene que ver qué haces o en qué tipo de organización. Finalmente, leyendo mi feed de Google Reader, en una entrada del Harvard Business Review titulada Entrepreneurship: A Working Definition, he encontrado una definición que entiendo y suscribo al 100%.

De acuerdo con el Profesor Howard Stevenson,

emprendimiento es la persecución de una oportunidad más alla de los recursos controlados.

Persecución porque el emprendedor tiene un sentido de urgencia que rara vez se percibe en una empresa, necesita tangibilizar el progreso para captar recursos y se enfoca en su idea/proyecto/producto hasta un punto casi enfermizo.

Oportunidad que se hace hace visible de una o más de las siguientes maneras: ser pionero en un producto realmente innovador, ideando un nuevo modelo de negocio, creando una versión mejor y más barata de un producto existente, o conquistando un tipo de cliente diferente para un producto existente.

Más allá de los recursos controlados implica escasez de recursos, movilizar más capital humano, social y financiero de los que puede controlar personalmente.

De este modo, el emprendedor se enfrenta a un círculo vicioso, es difícil reducir riesgos sin recursos disponibles, mientras que es difícil convencer  a cualquiera para embarcarse en la aventura cuando el riesgo es aún alto.

Las cuatro tácticas principales para afrontar esta paradoja son: método Lean, inversión por etapas, asociarse  para reducir costes fijos, y emplear storytelling, que puedes ver desarrolladas en el propio artículo y en numerosa bibliografía.

Coincido con el autor que esta definición resuelve dos problemas:

  • por un lado sitúa el emprendimiento en una perspectiva que no está vinculada a una etapa específica de una organización (startup o empresa establecida), al puesto que desarrolla una persona (fundador, socio o empleado), o a cualquier atributo de la personalidad (predisposición al riesgo o preferencia por la independencia). Desde este punto de vista, puedes encontrar emprendedores en todo tipo de organizaciones, incluidas grandes empresas y es muy inclusiva, lo cual es fantástico si entiendes, como yo, que el emprendimiento es un motor de desarrollo económico global y un agente de cambio social.
  • por otro lado, la definición proporciona un guía para la acción del emprendedor, orientando las tácticas que los emprendedores deben utilizar para controlar el riesgo y movilizar recursos.

Así que, si eres emprendedor, necesitas ser inventivo, creativo, oportunista y persuasivo, porque difícilmente tendrás suficientes recursos para perseguir tu oportunidad y, quizá con esta definición en mente, puedas entender como afrontar tu papel.

Recommended Posts
  • Lidia Gil

    Completamente de acuerdo en que emprender es una actitud. Sin embargo, estando de acuerdo con las conclusiones y muchos de los argumentos, creo que emprender puede ser una actitud que forme parte de la cultura empresarial y social. Por otra parte, entiendo la persecución más que como urgencia como inquietud. Para mi las urgencias suponen precipitación mientras que la inquietud te motiva no sólo para la consecución de objetivos a un ritmo determinado y además va acompañada de reflexión.

    • miguelcalero

      Gracias por tu aportación, Lidia!
      Coincidimos en que deberíamos conseguir que emprender forme parte de la actitud social y empresarial, por eso mismo las definiciones de emprendedor por oposición a empresario o vinculado únicamente a la empresa no me acababan de gustar.
      Desde mi punto de vista, persecución va unido a foco y perserverancia, pero también a urgencia. Esa urgencia se demuestra mediante la creación de un Producto Mínimo Viable y salir al mercado a vender y probar. Es cierto que cuando pensamos en urgencia y producto mínimo viable pensamos inmediatamente en chapuza, como reflexiona Borja Prieto en su propio blog (enlace aquí). Sin embargo, no es menos cierto que en ocasiones se emprende y se acelera cuando se ha detectado una oportunidad fruto de la reflexión de muchos años.

  • Pingback: Si estás emprendiendo, lo tuyo es normal y tiene nombre: la montaña rusa emocional | Estas cosas que simplemente me interesan()

  • http://empresamia.com/club-del-emprendedor emprendedor

    Correcto, Encontrar el camino correcto para lograr las metas y objetivos en la vida, sin que ningún obstáculo lo impida, es un verdadero concepto de emprendedor. Excelente artículo!

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt