Las parcelaciones en el Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba:¿una nueva aproximación?

Home / urbanismo / Las parcelaciones en el Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba:¿una nueva aproximación?

Las parcelaciones en el Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba:¿una nueva aproximación?

Los crecimientos no planificados se han dado en llamar por estos lares “parcelaciones ilegales”, yo entiendo que con ánimo de ser ofensivo y por eso lo utilizo aquí entrecomillado. En otros lugares, se les llama la “ciudad informal” , y se disgrega y analiza, se modeliza, se intenta entender y se plantea qué aporta a la ciudad planificada o consolidada, para terminar llegando al mismo sitio: hay que regularizar esa situación, o aún más políticamente correcto, hay que reajustar (refit) el crecimiento de la ciudad informal.

El pasado 9 de Febrero tuvo lugar un “dosymedio“, un coloquio gráfico culpa de Colaborativa, con el sugerente título ¿Comprometen las parcelas ilegales el futuro de Córdoba? – Coloquio gráfico donde tuvimos la suerte de esuchar a Rafael Obrero Guisado, gerente de Vimcorsa; Teresa Álvarez, ex concejala de disciplina urbanística con Julio Anguita y Octavio Salazar, profesor de derecho constitucional en la UCO. Para mi gusto, la exposición de Teresa Álvarez fue especialmente jugosa y yo la resumo en que el tema de las “parcelaciones ilegales” es básicamente una cuestión de disciplina y voluntad política. Hubo aportaciones realmente interesantes entre las que destaco la de José Moreno – arquitecto con especial conocimiento del fenómeno parcelista y responsable del Plan de Sectorización El Alamillo de Córdoba, con el que he tenido el placer de colaborar – en relación a que no hemos querido/podido establecer un modelo de ciudad que integre las “parcelaciones ilegales” en Córdoba. Porque esa parte del territorio rururbanizado, disperso y antropizado forma parte de la ciudad de Córdoba, ¿o no?

En el “dosymedio” también se expuso la noticia de que el partido Unión Cordobesa, que nace en torno a la figura de Rafael Sánchez Gómez aka “Sandokan”, lanza una propuesta curiosa, que algunos tildarán de populista: “Regularizaremos todas las parcelas que en este momento están ilegales, con la Ley en la mano”. En este caso, y me guardo el derecho a rectificar, creo que la ignorancia es muy osada y que, efectivamente, la intención es populista. No obstante, con los instrumentos urbanísticos que actualmente tenemos, un Ayuntamiento podría perfectamente desarrollar, gestionar y urbanizar con cargo exclusivo a los propietarios de la “parcelación” que se “regulariza”, siempre que esté clasificada como suelo urbanizable en el Plan General… ¿a qué al final va ser verdad que es sólo una cuestión de voluntad política y este tío ha acertado con la solución a corto plazo (por casualidad, digo yo)?

Efectivamente, una de las cuestiones que se plantearon fue que el actual Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA, para los amigos) establece un modelo de ciudad andaluza de inspiración muy mediterránea:  compacta, multifuncional y diversificada; y para ello establece unos límites cuantitativos (máximo incremento del 30% de población, considerando 2,4 habitantes por vivienda, y máximo incremento del 40% del suelo urbanizable respecto al urbano) y unos límites cualitativos entre los que destaca la no alteración del modelo de asentamientos. A efectos prácticos, la interpretación de éste último criterio por la Consejería competente en materia de ordenación del territorio (ha cambiado tanto de nombre ultimamente que no sé cómo llamarla) ha supuesto la imposibilidad de clasificar nuevos suelos urbanizables no contiguos suelos urbanos, aunque muchos sospechamos con compacidad y contigüidad no parece que sean lo mismo.

Pues como digo, hasta fechas recientes, lo de la regularización de las “parcelaciones ilegales” era un tema complicado, porque no había voluntad política (y ahora tampoco financiación) y porque había una norma que nos impedía pensar en esos crecimientos informales. Pero hete aquí que en fechas recientes se ha expuesto al público el Plan de Ordenación del Territorio del Sur de Córdoba (en adelante, el POTSC) para la presentación de alegaciones y donde dije digo, digo Diego. Me explico: aunque este Plan de Ordenación del Territorio es de ámbito subrregional y no afecta en principio a Córdoba como ciudad,  yo pienso que los criterios de la Consejería como administración actuante no deberían diferir entre territorios en temas tan discutidos, y me parece que aprovechando la redacción del Plan de Ordenación de la Aglomeración Urbana de Córdoba, se deberían extender los criterios que se establecen en relación a las viviendas en suelo no urbanizable.

Para ser más preciso, los artículos 14, 15 y 16 de la Normativa del POTSC viene a recoger que:

  1. A partir de un diagnóstico, se pueden establecer ámbitos de mayor densidad de edificaciones que por conitnuidad y conexión con la ciudad existente o por sus características urbanísticas, sociales y económicas, puedan integrarse en el modelo de crecimiento del municipio, especificando costes de regularización y estableciendo un programa de vabilidad para el desarrollo y gestión.
  2. Dichos ámbitos se podrán incorporar al proceso urbanístico con una condiciones que difieren según el nivel de consolidación: mayor de 2/3, mayor del 40% o inferior al 40%.
    En particular, cuando se trate de suelos no contiguos se establecen condiciones adicionales:

    – Conexión al sistema viario definido en este Plan
    – Disponibilidad de infraestructuras urbanas de agua, saneamiento y energía.
    – Dotación de suelo para equipamientos y servicios públicos acordes a la potencial población del ámbito.
    – Constitución de las correspondientes Entidades Urbanísticas de Conservación.
    – Los demás requisitos complementarios y compatibles que permitan la conformación de un núcleo autónomo e independiente del núcleo principal.
    – Medidas para limitar su expansión estableciendo, en su caso, una corona de suelo no urbanizable de especial protección
  3. Los instrumentos de planeamiento preveerán plazos de programación en el primer cuatrienio (vamos, a muy corto plazo), formas de gestión pública y convenios de gestión previos, debiendo quedar garantizados o avalados económicamente los costes de ejecución.

Desde mi punto de vista, está claro que el POTSC establece nuevos criterios para abordar las “parcelaciones ilegales” y que consisten, básicamente en: vamos a intentar arreglar este desmadre, que al fin y al cabo también es culpa nuestra, que ya hemos estado durante casi una década sin pensar ni dejar pensar, y que esto no les cueste mucho a los que votan, que encima nos apedrean. En cualquier caso, si estos nuevos criterios pasan la criba política y ciudadana de la exposición pública, estaremos ante un cambio de criterio sustancial en términos urbanísticos que seguramente permitirá una regeneración y dignificación de nuestras pequeñas fabelas repartidas por toda Andalucía, nos dejará pensar un modelo de ciudad que integre esas zonas una vez regularizadas, y que me trae al recuerdo el refrán aquel del burro y la flauta.

Recent Posts
  • mariangeles

    Voluntad y disciplina para hacer cualquier cosa. Voluntad y disciplina, ya sea para dejar de fumar, para adelgazar o para convertir en legal lo que no lo es. El procedimiento para legalizar está reglado, reglado por normas que deben aplicarse y entre las que se encuentra la expropiación. No entiendo por qué escandaliza tanto la expropiación de un bien a un parcelista que no puede costear o mantener ese bien con cargo a su renta….y sin embargo la sociedad entienda, acepte y no le parezca escandaloso que pueda quitarse la potestad a unos padres que no pueden atender dignamente a sus propios hijos. Pues el Estado no piensa en los padres, piensa en esos hijos y hace lo que tiene que hacer, cumplir la ley y “quitárselos”. Y volviendo al urbanismo y a las parcelaciones, al Estado no deberían preocuparle los parcelistas sino su ciudad, su presente y su futuro a medio plazo. Ni me imagino esta estampa de favelas como tú las llamas dentro de 30 años como ahora no se haga algo, legal por supuesto.

    • miguelcalero

      Estoy totalmente de acuerdo en que las segunda y tercera generación de parcelistas nos dejarán un páramo degradado si no conseguimos integrarlas en el modelo de ciudad. Yo creo que el destino actual de estas periferias será su degradación de una manera muy notable en las próximas dos décadas si no se toma ninguna medida, especialmente en un entorno bajista del mercado inmobiliario.

  • Pingback: Apareció el Borrador del Proyecto de Decreto… de las viviendas ilegales « Estas cosas que simplemente me interesan()

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt